La poesía y la primavera vienen de la mano (todos los años)

En el año 1999, la UNESCO estableció el día 21 de marzo como Día Mundial de la Poesía para celebrar la riqueza lingüística en todo el mundo que se consigue a través de la expresión poética, como importante vehículo de comunicación artística y unión entre los pueblos. Fomentar la enseñanza de la poesía, promover la tradición oral de los recitales, apoyar a las editoriales pequeñas y a los nuevos autores, son algunos de los motivos para festejar el día de la poesía en el que por supuesto, el mundo bibliotecario participa activamente con lecturas, programaciones especiales dedicadas a algún autor, concursos de poesía para los usuarios… En Madrid 6 bibliotecas municipales participaron activamente el 21 de marzo con diferentes propuestas. Un ejemplo: La propia biblioteca que lleva el nombre de la madrileña Gloria Fuertes, de quien se celebra este año el centenario de su nacimiento (1917-1998), cuenta con una exposición sobre su obra. Su faceta poética para adultos, quizá menos conocida, es realmente interesante: ‘ …Muerte es que no nos miren los que amamos, muerte es quedarse solo, mudo y quieto y no poder gritar que sigues vivo’ . Una buena oportunidad para conocer a esta mujer que amó la poesía por encima de todas las cosas y que escribió no sólo para niños.